¿Las mujeres que usan maquillaje realmente generan más?
Belleza

¿Las mujeres que usan maquillaje realmente generan más?

El maquillaje puede ser una de las acciones más agradables del cuidado personal. Y es un arte que los niños generalmente obtienen el conocimiento de sus madres e ideal a lo largo de sus estilos de vida. Implementar, parte por parte, los productos que básicamente modifican la experiencia pueden experimentarse como un hábito de mimo para nosotros mismos o convertirse en un dolor. Por ejemplo, si usted permanece como una imposición requerida por nuestro lugar de trabajo. Al final, una acción de coquetería que tendría que ser insignificante se convierte en un aspecto de la exención y la inducción de tendencia. ¿Por qué afiliamos productos de belleza de una manera tan irrazonable con éxito?

Maquillaje: mayores salarios.

Solo hay que prestar atención a los grandes supervisores, a las mujeres con una existencia en la prensa y a las mujeres famosas del oeste para darse cuenta de que ninguna, definitivamente ninguna, se queda sin compensar. El impacto infectado se traslada a todos los demás: el maquillaje se convierte en una forma de mostrar nuestras aspiraciones, nuestra personalidad y nuestra aprobación de las pautas de la comunidad que están obsoletas.

El razonamiento de desempeño, sin embargo, los respalda: la mayoría de las personas de los colegios de Florida y Chicago, Illinois, ha demostrado que las mujeres que se ponen productos de belleza obtienen ingresos de hasta un 20% más. Una mujer que gasta más dinero en el aspecto general de su experiencia y su cabello generará aproximadamente $ 6,000 más que ella. No es una sorpresa: ya nos dimos cuenta de que las personas llamativas generan más, porque son vistas como más brillantes, buenas y solidarias, y que las que se consideran desagradables mantienen el juicio automático de los malvados. Es una basura.

Empresas bajo vigilancia.

El hecho es que la experiencia de limpieza no se considera experta, sino solo en mujeres. En una investigación de mercado publicada por el periódico inglés “The Telegraph”, se expuso que casi el 50% de los clientes potenciales (49%) consideraba el uso de productos de belleza como un aspecto importante. cuando se trata de proporcionar a una dama un lugar en ventas o en cualquiera que tenga que hacer frente a los clientes. El mismo porcentaje de profesionales dijo que discriminaron a los empleados por no usar productos de belleza en una base diaria y que lo tomaron en consideración al distribuir las ofertas especiales.

Está claro: en el área de tareas, las mujeres no suelen ser libres de ponerse los productos de belleza o no, porque tomamos nuestra preocupación de expertos y, a veces, incluso el trabajo. En 2008, se denunció a El Corte Inglés por presionar a sus empleados para que se pusieran productos de belleza, un elemento que se solucionó cuando la compañía lanzó su plan de igualdad de derechos. Mercadona e Inditex están en la perspectiva de la unión por la misma razón: persisten en productos de belleza y garras de colores, mientras que solo requieren lavado. La junta proporcionó este último ejercicio Este verano, después de las demostraciones de los empleados.

De hecho: mientras que los hombres deben ir simplemente a sus tareas agradables y bien afeitadas con un peinado normal, las mujeres deben usar maquillaje, pero no de ninguna manera. De una manera experimentada: ni demasiado estridente ni demasiado llamativa, pero sí enfatiza su feminidad. No entender cómo considerar las fronteras de la oficina “conforman” puede dañar los deseos de una dama experta.

Una investigación realizada por la Escuela Stanford determinó que el uso de productos de belleza puede determinar las opiniones de un gerente sobre la preocupación que estimula un trabajador, su nivel de competencia y su seguridad en ella. De hecho, la participación de profesionales evaluó a las hembras en tres estilos: natural, experto y hermoso. Para ellos, la forma de triunfar se puede encontrar en un extenso producto de belleza, pero no demasiado sofisticado o exagerado, lo que nos hace parecer desvergonzados.

Agarran nuestro tiempo

Al final, lo que se está comprometido no es demonizar los productos de belleza, porque para muchas mujeres realmente funciona como una muleta visual que les da seguridad y confianza en sí mismas, pero asegurarse de que no sea la razón para relegar a mujeres cualificadas que, En cuanto a la acusación, la ausencia de su tiempo o habilidades no quiere o podría empeorar con el sabor tecnológico y experto.

Exigir productos de belleza no solo contraviene la Ley de Igualdad que busca ubicar a personas en un avión de valor antes de actuar, sino que es muy injusto para las mujeres, que son expropiadas un tiempo que podríamos dedicar a otros problemas más o menos trascendentales. ¿Cuántos de nosotros no hemos dejado de ir al gimnasio a mediodía para estar preparados después de la ducha necesaria?

Hillary Clinton lo indicó completamente en su última guía “Qué sucedió”: en su estrategia para la administración de obama de los EE. UU. Declara que tuvo que dedicar 600 horas, aproximadamente el equivalente a 25 días, a productos de peluquería y belleza para crear su aspecto apropiado. Un momento durante el cual sus compañeros de trabajo podrían dedicarse a planificar presentaciones, grabar para discusiones o tener conferencias al más alto nivel.

“Nunca terminé de acostumbrarme a las muchas iniciativas que una mujer de la comunidad tiene que crear. Mis compañeros de trabajo solo tienen que bañarse y cortarse”, describe en su guía Clinton: “No he tenido envidia de mis compañeros de trabajo. , pero un poco cuando creí que solo tenían que bañarse, cortarse y ponerse un ajuste para estar preparados “.